martes, 22 de febrero de 2011

Batalla medieval

El otro día con Mario hicimos una batalla de las que nos gustan, con castillos, muchos personajes y muchas armas (lo de quemarlas fue para celebrar el día de la Paz). El tiempo pasó volando y la historia quedó a mitad, otro día seguiremos. Esperamos que os guste.



"Hace muchos años, había dos pueblos que eran vecinos, tras unos años de convivencia pacífica, sus relaciones se estropearon porque el jefe de los caballeros del Dragón Negro, quería tener la espada del Rey Cobra, una espada mágica que hacía invencible al caballero que luchaba con ella. Un día tranquilo como cualquier otro en el que nadie sospechaba nada, algunos caballeros del Dragón Negro atacaron a los hombres del Rey Cobra por sorpresa con la intención de robarle la espada. Era una buena idea pero no contaban con que alguien había avisado a sus vecinos y estaban esperándolos. Además apareció el caballero del escudo de Rubí con su legendaria Drak Plateada y consiguió hacer huir a los caballeros del Dragón Negro que al marcharse prometieron venganza."

viernes, 4 de febrero de 2011

Susto en el Circo 3

Óscar y Jaime siguen con la saga del circo, publicamos la tercera entrega llena de misterio y aventuras. Juan Malévolo es muy malo, empieza y acaba la historia en la cárcel, pero algo nos dice que volverá a escapar... Podéis ver las dos historias anteriores en septiembre y octubre de 2010. Gracias y esperamos la cuarta parte.



"Juan Malévolo lleva ya seis meses en la cárcel y está hasta las narices. Se le ocurre un plan: robar un cuchillo del comedor de la prisión y cortar los barrotes. Aunque no era de esperar, lo consigue y va a ... ¡África! Lo primero que hace es parar un coche, apuntar al pobre hombre que lo conduce con una pistola y robárselo. Pero, ¿para qué lo quiere? Pues para hacerse cazador furtivo. Aprovechando que el propietario del vehículo había traído armas por si le atacaban los animales salvajes, coge una escopeta de dardos paralizantes y duerme a un rinoceronte. Lo lleva al coche pero, cuando se recupera, el rinoceronte se escapa de la jaula y le persigue. Prueba otra vez con un bebé elefante, pero la madre acude en su ayuda. Intenta cazar muchos otros animales, pero nada le sale bien: un búfalo le lanza por los aires, los avestruces le pican, le persiguen los guepardos y más de una vez tiene que verse las caras con los guardas forestales. Nunca se da por vencido. Consigue mejores armas y prueba con presas más fáciles. Por una vez algo le sale bien. Lo que él no sabe es que en la laguna, alguien le ha estado vigilando y llama al cuartel general. Allí convocan una reunión y deciden ir tras él. Antes de arrancar el motor oye unos ruidos extraños y es que los guardas forestales están liberando a los animales mientras dos le apuntan con una pistola. Le han pillando con las manos en la masa y una vez más Juan Malévolo acaba en la cárcel."